Aparthotel en Suiza

Todos los aparthoteles Adagio en Suiza: los servicios de un hotel, la libertad de un apartamento para su estancia en Suiza
Aparthotel en Suiza

todos nuestros apartamentos en Suiza

Estancia en Suiza en apartahotel

El Adagio Basel City se encuentra en un marco con encanto, en Basilea, a poca distancia de las orillas del Rin. Este apartahotel de Suiza ofrece 77 alojamientos, 3 de ellos adaptados para personas de movilidad reducida. Podrá optar por un estudio para 2 personas o un apartamento de 1 habitación para 4 personas. Todos incluyen cocina completa, baño, zona de salón y escritorio, además de televisión, teléfono, conexión a internet por cable, ventilador/vaporizador y minicadena Hi-Fi.

En Ginebra, Adagio le ofrece el Adagio Genève Mont Blanc, un establecimiento hotelero de 4 estrellas. El establecimiento cuenta con 102 alojamientos, que comprenden desde estudios para 2 personas hasta apartamentos de 1 habitación para 4 personas. El apartahotel disfruta de una ubicación privilegiada a orillas del lago Lemán. Los apartamentos ofrecen los mismos servicios básicos que el apartahotel de Basilea. Ambos proponen igualmente diversos servicios e instalaciones: desayunos, aparcamiento, lavandería automática, gimnasio, etc.

Suiza: cambio de aires junto a Francia

Suiza, con un patrimonio natural excepcional y en la frontera de Francia, ofrece un cambio de aires para el fin de semana, un viaje de negocios o una escapada de esquí en familia. Déjese seducir por la región montañosa del Jura, la naturaleza intacta y las aldeas tradicionales del parque Ela. Contemple también la rica fauna y flora del parque nacional suizo. El país es también muy conocido por sus estaciones de esquí, entre ellas Zermatt, St. Moritz o Davos. Más allá de la naturaleza y las montañas, Suiza alberga ciudades que rebosan encanto, tales como Zúrich, Basilea o Ginebra. Si viaja a Basilea en febrero, podrá presenciar sus carnavales. También es recomendable visitar el zoológico, la catedral y el centro histórico. En lo que respecta a Ginebra, son de visita obligada: la fuente Jet d'eau, que se eleva hasta los 140 metros; el casco antiguo, que alberga la catedral de San Pedro y sus 157 peldaños; el Muro de los Reformadores, el Palacio de las Naciones y el monte Salève, desde el cual obtendrá una magnífica perspectiva.